domingo, 13 de junio de 2010

NEFERTARI, LA REINA



            Siempre le gustaron los atardeceres de su país, cuando Ra dejaba de castigar a sus súbditos  con su insoportable legado de calor.
Desde  las terrazas de palacio, veía como su adorado dios escondía su ira perpetua para dejar sus dominios a los temidos Nebet-Het y Sokar, señores  de la oscuridad.
Reflexionaba envuelta en vaporosa seda, que dejaba entrever un cuerpo todavía esbelto, a pesar de su edad.
Seis hijos, dio a su amado, y ninguno había sobrevivido. Alguno de ellos hubiese sido el sucesor, la siguiente divinidad viva de la dinastía. De nada sirvieron  los sacrificios a  Mesjenet protectora de la maternidad y de la infancia.



Sabia que  Ramses no se vio muy afectado. Sus mas de cien hijos, concebidos con las esposas reales y  concubinas, colmaban  con creces sus ansias de descendencia y garantizaban la continuidad de la Dinastía. Pero ella no pudo recuperarse de las sucesivas muertes de sus vástagos.
Nefertari, tenia a bien haber sido la primera esposa, la favorita y la mas querida por su Faraón, Ramses II.
Recordaba su matrimonio, antes de subir al trono, cuando Ramses tenia diecisiete años y un harén desde los diez. La amaba pero en paralelo tomo otra esposa, Isetnefret. Ambas le dieron hijos en pocos años
Sus ojos estaban ajados de derramar  lágrimas por tener que compartir a su esposo. Acataba la tradición, pero no le gustaba.
A pesar de ser la favorita, cada nueva esposa que  tomaba el Faraón, le producía una extraña desazón.
Le ocurrió cuando Ramses decidió casarse con su propia hermana, Hentmire, para mantener la pureza de la sangre según la tradición.
 O cuando se caso con dos de sus propias hijas, Merytamon, hija de ambos y Bentanat, hija de Isetnefret, con los mismos argumentos.
Pero el Faraón era un dios vivo, y a un Dios se le adora, no se le cuestionan sus acciones.
A pesar de eso, tenia la obligación de sentirse satisfecha.
Su marido había mandado construirse estatuas  en las que ella también aparecía, algo totalmente inusual.



Hizo construir un templo, para ella y la diosa Hathor, en la ciudad de Abu Simbel, aunque sabia que en el momento del viaje no estaría terminado. Fue la primera Reina que tuvo ese honor
Entre ellos se estableció, con el paso de los años una complicidad basada en el cariño que  sentían. La dulzura de la Reina ayudaba a que el lado humano del  Faraón siguiese subyugado.  
Presentía cerca su final. Quizás por eso le invadía la melancolía con tanta frecuencia y su carácter empezaba a cambiar.
El lo había notado y le preguntaba frecuentemente si estaba enferma. Hizo que sus médicos la mirasen muchas  veces contra su voluntad, pero acataba pacientemente los deseos de su amado.
Nunca fueron capaces de  encontrar ninguna dolencia que justificase su estado de animo.
Se fue apagando lentamente, como una vela a la que se le agota el pabilo. No era capaz de soportar la pena que le atenazaba las entrañas.
Sabia que moría de soledad  
Habían sido mas de  veinticinco años al lado de Ramses.
Veinticinco años en los que, por amor vivió en una jaula de oro, como las palomas que diariamente soltaba añorando una libertad que nunca poseyó.




Su luz se apagó en el año veinticuatro  de reinado de Ramses II El Grande y fue enterrada en una gran tumba en el Valle de las Reinas, como merecía según su condición.


13 comentarios:

H. Chinaski dijo...

Durante un tiempo, no se decir cuanto, estare sin publicar.
Gracias a tod@s por vuestra paciencia

Besos y abrazos

Alís dijo...

Vaya, venía entusiasmada por la triste, pero hermosa historia de amor de Nefertari y me encuentro con esta mala noticia en comentarios.
Espero que tu ausencia sea muy corta. Lo digo de corazón. Te echo de menos cuando no estás.

Besos

MORGANA dijo...

Gracias por colgar este post sobre uno de los personajes que más me atraen de la historia ..ella y Egipto.
Besos.

Marlene dijo...

Como siempre envolvente, y las imágenes bueno.. hermosas!!

Y tu ausencia, una tristeza :(
Sea lo que sea.. deseo que todo este bien contigo :)

Un abrazo

© Capri dijo...

Preciosa historia la que hoy nos regalas: Nefertari y el hijo de la luz.

La renina madre, Tuya, siempre acogio a Nerfertari con un gran cariño, quizás porque ella también amaba muchísimo a Seti.

Comprendia lo que se le venia encima, ella lo amaba pero aun asi tenia que anteponer el su amor por el bien de su pueblo.

Los dioses también aman, también sufren, prueba de ello es que Ramses erigió un templo en honor a su esposa, la quiso y veneró hasta su muerte.

Has tocado un tema que me apasiona. Cuando se estudia la historia de Egipto se saltan múltiples detalles. Yo descubrí verdadera historia de sus protagonistas leyendo entre otros a Christian Jacq, en su novlea Ramsés, el templo del millón de años, narra precisamente la coronacion de Ramses y la epoca tan dulce y a la vez tan dura de los dos enamorados.

Genial, Carlos.

PD) Espero que tu descanso sea breve, siempre es un placer el leerte.


Un beso.

Food and Drugs dijo...

Una historia agridulce la de Nefertari.
Las mujeres se sacrifican hasta extremos insospechados por amor.
Eso es algo que no ha cambiado demasiado, para bien o para mal.
:-)
¡Hasta el próximo relato!

Mayte dijo...

Una historia maravillosa, me encanta esa cultura y tu lo narras de una forma muy rica.

Tú tranquilo te esperamos el tiempo que sea necesario.

Un gran abrazo y buena semama!

Biquiños mil.

Escribir es seducir dijo...

AMIGO CHINASKI PERDÓN POR TARDAR TANTO EN RESPONDER PERO UN PEQUEÑO INCONVENIENTE DE SALUD MÁS PRECISAMENTE CERVICAL, HACE QUE PUEDA PERMANECER POCO EN LA PC. MUY INTERESANTE ESTA HISTORIA SIEMPRE ME DIO CURIOSIDAD EGIPTO EN LA ANTIGÜEDAD

MUY BUENO
OJALA REGRESE PRONTO

Stanley Kowalski dijo...

Toda una historia de amor, y contada como nadie. Las imágenes son maravillosas!

Amigo, deseo que lo que te aleja no sea nada serio.

Un abrazo grandote, te voy a extrañar mucho!

Ondina dijo...

Hola H. Chinaski

Llevo lecturas atrasadas, ahora que yo llego a tu orilla leo la posibilidad de tu marcha temporal.

El tiempo es oro ¿Verdad?

Tienes un premio en mi orilla, con motivo de mi primer aniversario, pasate si lo deseas a recojerlo, esta hecho con todo mi cariño.

Un beso desde mi mar para tu seca madriguera.

MAR dijo...

QUE INTERESANTE!
Besos para ti.
mar

anamorgana dijo...

Muy interesante, me gusta todo.
Mala noticia el que estés sin publicar espero que sea por poco tiempo.
Magnifico post.
Besos

© PaSioN dijo...

Gracias

Un beso.