sábado, 20 de marzo de 2010

HECHOS REALES




Lo descrito a continuación son hechos reales, que acontecieron en el mes de  enero de 2008

 7,45  horas

La rutina y la imposibilidad de fumar en el lugar de trabajo, hace que salga a la calle.
Me quedo en la puerta y enciendo un cigarrillo.
Hace frío.
Calculo que habrá 6 o 7 º C

La avenida del pueblo, esta desierta a esas horas.
Las volutas de humo, son arrastradas al momento por ráfagas de un viento helador.
Al girar la vista a mi izquierda, lo veo.
Esta a unos tres metros de mi, apoyada la espalda en la pared. Parece formar parte del edificio.
Mirada hierática y ausente, perdida en el vacío.
Rubio. Pelo corto.
Recuerda a los inmigrantes de los antiguos países del este
Vestido correctamente y con una mochila depositada en el suelo, a su lado.
No dice nada, tampoco se mueve.
Refleja la amargura de un mimo sin su disfraz.

Lleva en esa posición desde las seis de la mañana.
Lo vi cuando llego y le note algo extraño, pero no supe entender

9 horas

Salgo nuevamente a tomar un café y continúa en la misma posición

10 horas

Vuelvo a salir.
Quiero saber si sigue allí
Lo busco
No está, se ha marchado.
Un tío extraño, pensé

14,15 horas

Voy a almorzar a casa con el coche
Paso bajo un puente que cruza la autovía, junto al carril de aceleración que te incorpora a ella.
Voy rápido, como siempre
Hay una curva con una visibilidad reducida. En la curva hay una isleta que separa el carril de aceleración de los carriles normales.
Al iniciar el giro, lo veo.
Está demasiado cerca de mi trayectoria, casi invadiendo la calzada.
Paso a medio metro de el, a gran velocidad.
Me ha asustado, estaba tan próximo al coche que creí que lo iba a arrollar.
Al pasar junto a el, nuestras miradas se cruzaron una fracción de segundo y lo reconocí
Parecía un estatua de hielo
Era la misma mirada sin vida, la misma postura rígida. La única diferencia era que llevaba la mochila en una mano
Ya lo había olvidado

9 horas, al día siguiente

Cuando fui a tomar café al sitio de costumbre, ojeando la prensa, me llamo la atención una pequeña reseña:
“Ayer, se produjo un atropello en la Autovía de Huesca.  El accidentado, D. ……….. ciudadano checo, falleció en el acto, al ser arrollado por un camión trailer, matricula…..
El conductor del vehiculo, declaró a este diario que le fue imposible evitar el impacto”

“Según testigos presenciales, el peatón se dispuso a cruzar la calzada en el momento del paso del vehiculo”

Entonces comprendí lo que le había notado

Me hubiesen gustado conocer las causas que le llevaron a ese estado de desesperación y al a vez, le infundieron el valor suficiente para dar ese paso.




42 comentarios:

H. Chinaski dijo...

Esta entrada fue publicada en mi otro blog en el mes de julio pasado
Me ha parecido interesante volver a publicarla con algún retoque

H. Chinaski

Alís dijo...

Conozco esa mirada

Madrid, junio 1987
Me dirigo, en metro, a una entrevista para realizar prácticas en una radio. A través de los cristales de las puertas que unen los vagones, mi mirada se fija en él. Me mira fijamente (o eso creo), me inquietan sus ojos. Se levanta, camina hacia mi vagón. Me asusto (deduzco que viene a molestarme). Abre la puerta de su vagón y, cuando está entre ambos, salta. Más bien, se deja caer. Sólo me sale un grito ahogado, mudo.
Nunca olvidaré la mirada de un hombre segundos antes de morir voluntariamente.

Impresionante tu relato, Chinaski. Uno se queda con la sensación de que quizá pudo haberlo evitado, pero no lo creo.

Besos

Justine dijo...

Jacques Ragaut, en su libro "Agencia General del Suicidio", reflejo estas palabras.

"" No hay motivos para vivir, pero tampoco hay motivos para morir, la única manera con que se nos permite demostrar nuestro desdén por la vida, es aceptarla, la vida no merece que nos tomemos el trabajo de abandonarla, el suicidio es muy cómodo, no paro de pensarlo, es demasiado cómodo, yo no me he suicidado, subsiste un pesar, no quisiera partir antes de haberme comprometido, quisiera, al partir, llevarme Notre-Dame, el amor o la República. "


Deduzco que ese hombre llevaba en su "petate" todo lo necesario para emprender un nuevo viaje. El resto se convirtió ya no en superfluo sino en la NADA de ahi su mirada vacia, perdia y fria.

Todos los que no sentimos esa necesidad de terminar el camino antes de tiempo consideramos el acto suicida como una cobardía; lo que nos resulta incomprensible lo calificamos de esa manera.

Es necesario estar en la mente de una persona que toma esa decisión para comprender los motivos que han desencadenado la misma. (cosa imposible).

Deduzco por lo que leo en tu relato real que este hombre lo tenia muy asumido, que no fue un brote de locura lo que le llevó a ese final. Es por ello que no siento pena el, lo tenia muy claro.

Cobardía, locura, desesperación o cansancio en la lucha de la nada con la nada.

Un placer volver a tu zona oscura.

Saludos

Nieves dijo...

Duro relato y dura foto, tremendo.

H. Chinaski dijo...

Alis
No es agradable haber visto esa mirada,
Ni lo que siguió a continuación, en tu caso.
Me sorprende que no hayas hecho un post sobre ese acontecimiento.
Besos y gracias

H. Chinaski dijo...

Justine
Desconozco la historia de ese hombre, pero supongo que no es muy diferente a las de otros que movidos por la ilusion de tener una vida mejor, vino de su pais, probablemente en situacion ilegal, y cuando llego a qui se encontro con la realidad del nuestro. Quizas no supo o no pudo afrontar el fracaso de su Hegira y no vio mas salida que la muerte.

Disiento contigo en llamar cobarde al suicida. Para dar ese paso hace falta, ademas de estar desesperado, tener el valor de hacerlo, sabiendo que te enfrentas a lo desconocido.

El placer ha sido mio.

Saludos

H. Chinaski dijo...

Nieves
El relato puede que sea duro, pero fue asi.
La foto la tome de Google. Decian que era de un atropello en el que el conductor se dio a la fuga

Saludos

Antonio Misas dijo...

¡Joder que fuerte Chinski!
He venido desde el blog de Nieves porque te visto en los comentarios y a mi también me encantá Bukowski. Y como me dijo ella a mi y yo le dije a ella, te digo: "te leeré poco a poco".
Buen relato,
Saludos

Mar dijo...

Jooo, que historia tan triste...

Feliz fin de semana guapo!!!

Besitossssss

alma dijo...

...qué triste

H. Chinaski dijo...

Antonio
Un placer tenerte por aqui
Me alegra saber que coincidimos en gustos sobre blogs y escritores
Yo tambien te ire leyendo

Saludos

H. Chinaski dijo...

Mar
Pues si, pero las cosas fueron asi

Feliz semana para ti tambien

Besitos

H. Chinaski dijo...

Alma

La vida suele serlo

Besos

Alís dijo...

Chinaski
No se me había ocurrido hacer un post sobre el tema. De hecho, es un suceso que recordé por tu historia porque, aunque no lo he olvidado (no creo que nunca pueda), sí está bien guardado en mi memoria para que no se ande saliendo a cada rato. Eso, más el hecho de que pasaron muchos años desde entonces (¡23, ya, qué barbaridad). Pero ahora que salió, tal vez escriba algo. No sé.
Por cierto, en mi comentario puse "dirigo" (cómo pude), cuando obviamente es dirijo.
Besos

H. Chinaski dijo...

Alis
Pues ya sabes que hacer si alguna vez te faltan ideas para escribir.
Besos

Escribir es seducir dijo...

AMIGO CHINASKI CONOZCO ESA MIRADA DE LA QUE HABLA HACE UNOS AÑOS ONCE MAS O MENOS VI UNA MIRADA IGUAL PARA ESE ENTONCES YO ERA ADOLESCENTE Y ME FALTABA APRENDER BASTANTE SOBRE LA VIDA. HOY HE APRENDIDO QUE CUANDO VEO ESA MIRADA EN ALGUIEN CERCANO A MI TRATO DE QUE SIENTA QUE PUEDE CONTAR CONMIGO EN AQUEL ENTONCES NO LO HICE Y HOY ESA PERSONA NO ESTA MAS CON NOSOTROS.
MUY BUEN RELATO

SALUDOS

MAR dijo...

Yo soy de la especie culposa....no sabes la tristeza que hubiese dado y NO HACER NADA....de hecho ni hubiese podido dormir.
Espero que sea donde sea qeu este haya encontrado la PAZ que en la tierra no pudo encontrar.
Besos y abrazos para ti.
mar

Justine dijo...

Me temo que no me expliqué bien o no me has entendido.

No llamo cobarde a un suicida, yo también opino que hay que tener unos c.j.s bien puestos para hacerlo; yo te aseguro que sería incapaz de hacerlo, ( claro que hay que estar en la mente de quien lo hace)

Hoy te vuelvo a dejar otro fragmento de un libro que leí , el lobo estepario de Herman Hesse, como verás hay muchas conjeturas sobre este tema en la literatura universal

"Ahora lo envolvía el ambiente de soledad, una atmósfera de quietud, un apartamiento del mundo que lo rodeaba, una incapacidad de relación, contra la cual no podía nada ni la voluntad, ni el afán, ni la nostalgia. Este era uno de los caracteres más importantes de su vida.

Otro era que había que lasificarlo entre los suicidas. Aquí debe
decirse que es erróneo llamar suicidas sólo a las personas que se
asesinan realmente. Entre éstas hay, sin embargo, muchas que se hacen suicidas en cierto modo por casualidad y de cuya esencia no forma parte el suicidismo...

Pero es peculiar del suicida sentir su yo, lo mismo da con razón que sin ella, como un germen especialmente peligroso, incierto y
comprometido, que se considera siempre muy expuesto y en peligro, como si estuviera sobre el pico estrechísimo de una roca, donde un pequeño empuje externo o una ligera debilidad interior bastarían para precipitarlo en el vacío.

Esta clase de hombres se caracteriza en la trayectoria de su destino porque el suicidio es para ellos el modo más probable de morir, al menos según su propia idea. Este temperamento, que casi siempre se manifiesta ya en la primera juventud y no abandona a estos hombres durante toda su vida, no presupone de ninguna manera una fuerza vital especialmente debilitada; por el contrario, entre los «suicidas» se
hallan naturalezas extraordinariamente duras, ambiciosas y hasta
audaces.

Pero así como hay naturalezas que a la menor indisposición propenden a la fiebre, así estas aturalezas, que llamamos «suicidas», y que son
siempre muy delicadas y sensibles, propenden, a la más pequeña conmoción, a entregarse intensamente a la idea del suicidio."

Disculpa mi tropeza, un saludo.

© Capri dijo...

Hola Carlos

Queria comentarte antes,pero al tratarse de un hecho real esta vez me lo voy a tomar, si cabe, más en serio que en otros comentarios que te he dejado.

Por este motivo y antes de meter la pata, quise informarme un poco más sobre el tema; por la razón que antes te he expuesto como por el hecho que no me llegan los dedos de ambas manos para contar las personas que he conocido que se han quitado la vida, pasando desde chicos menores de 30 años hasta hombres adultos, sin llegar a ser de la tercera edad.
Es duro cuando te dan la noticia y mucho mas duro el ver como los famliliares de rompen la cabeza intentado averiguar cual ha podido ser la causa o las causas que han llevado a su padre, su hijo, su hermano, etc a tomar esa decisión tan drástica.
Unas veces como dice Alís, se nota en la mira, una mirada perdida pero que nunca llegas a pensar que acabe tan trágicamente, otras veces nunca hay un indicio, ni un hecho, sólo queda la duda, la pregunta que nunca se resolverá.
No sé si es cobardia, desesperación pero te aseguro que lo segundo es lo que sienten los que quedan aqui.
Un dato que puede resultar curioso, para muchos, es que la tasa de mortalidad por causas externas (que no son enfermedades ;si no tenemos en cuenta enfermedades psicologicas NO DIAGNOSTICADAS ) es que el suicidio supera a los accidentes de tráfico .Claro que la mayoría no trascienden, un tema tan duro que casi es tabú, no olvidemos que hasta hace unos años los suicidas no se podian enterran en el camposanto.

Por otro lado y tocando a la parte que me afecta, en la comunidad autónoma donde vivo se lleva la palma, colocandose en el primer puesto del ranking seguido de La Rioja y Extremadura.

Para acabar, y perdona la extensión de mi comentario, no sé que le pudo pasar a tu protagonista, al igual que nunca sabré que le pudo pasar a personas allegadas a mi, personas que aparentemente eran felices...

Un beso Carlos, esta vez, como alguna otra que sabes que te he dicho, me ha tocado un poquito mas de lo habitual.

Mayte dijo...

Hay actos sobre los que se especula demasiado y se conoce muy poco sino se ha sentido Wel salto el vacío" y no es literal la frase.

Un biko grande y bonita semana Carlos.

Stanley Kowalski dijo...

El relato es tremendo. Además de tu estilo para contarlo, tiene el bonus que sea real. Pobre hombre, en que estado se encontraría para tomar una decisión así. Yo creo que un suicida es muy valiente para tomar semejante decisión.

Un abrazo, feliz primavera y buena semana!!!

H. Chinaski dijo...

Justine

Tienes razon en que no te comprendi.
Siempre he pensado que la desesperación, por grande que sea, tiene una barrera delante que es el miedo a lo desconocido y en este caso, lo desconocido es lo que pueda haber después de la muerte. Por eso, salvo que exista un momento de locura transitoria que haga olvidar ese detalle, o que la situación del candidato a suicida sea tan mala que prefiera la muerte a lo que tiene aquí, puede haber muchas ganas de tirarlo todo por la borda, pero al final impera la cordura..... o el miedo.

Coincido con Hesse en su clasificación de los candidatos. Me parece muy acertada

Gracias por tus aportaciones y las disculpas te las pido yo por no haber interpretado bien tu comentario
Veo que eres mujer muy versada.

Un saludo

H. Chinaski dijo...

Capri

Me dejas de piedra por partida doble. Por un lado tener en tu entorno tantas personas que conociste y que han adoptado esta solución para acabar con los problemas, es poco habitual. Muy poco diría yo.
Estoy plenamente de acuerdo en que los familiares, amigos o allegados siempre acaban preguntándose por las causas que provocaron la tragedia "¿Que puede ser tan malo como para suicidarse?" Evidentemente, quienes lo han hecho, pensaron que lo era.

Por otro lado, lo que me ha dejado fuera de juego es el dato de que las muertes por suicidio superan a las de accidente de trafico.
A pesar de que no trascienda, si se conoce esa realidad, quizas alguien tendria que empezar a pensar en campañas para reducir la tasa de suicidios, al igual que las hay sobre los accidentes de trafico.
No tengo nada que perdonarte, faltaria mas. Lo que tengo es que agradecer que te hayas molestado en buscar informacion y transcribirla.
Gracias Maria, y lamento que te haya tocado de cerca vivir estas desagradables experiencias.

Un beso

Shinta dijo...

Que duro Chin, disculpame esta semana si no lo comentom solo quiero que sepas que al menos te leo.

Un abrazo.

H. Chinaski dijo...

Mayte

Por desgracia, y aun dándote la razón, creo que somos muchos los que conocemos esa sensación

Gracias Mayte
Otro biko grande para ti y mejor semana

H. Chinaski dijo...

Stanley

Gracias amigo.
Supongo que para llegar al estado en que yo lo conocí, lo había pasado francamente mal. Pero en las horas en las que transcurrieron los hechos, creo que se encontraba en un estado semi catatónico, que ya no sentía nada.
Coincido contigo, como he dicho antes respecto a la "valentía" de los suicidas.

Un abrazo y feliz semana

H. Chinaski dijo...

Shinta

Duro como la vida, querida amiga.
No tengo nada que disculparte. Sabes que no tienes que comentar, y te agradezco que leas lo que escribo

Un abrazo

Ana dijo...

Es una historia dura, pero desgraciadamente todos conocemos casos parecidos.

Un besazo Carlos.

Ondina dijo...

Sinceramente creo que no me olvidaría de una mirada asi, al conocer su final

Un beso entre mares.

**Perdona el retraso, la mar estos días esta muy picada y papá Poseidón no me dejó salir a visitarte.

H. Chinaski dijo...

Ana

Es dura y demasiado habitual, por desgracia

Espero que te recuperes pronto

Un beso

H. Chinaski dijo...

Ondina

Yo desde luego no la he olvidado, te lo aseguro

No hay nada que perdonar.
Yo pensaba que el mar revuelto era algo divertido para una sirena.

Un beso y gracias por venir

Food and Drugs dijo...

Una realidad incómoda

Shinta dijo...

Querido,
Pusistes el dedo en la llaga con este relato. Mucho más tremendo que todas las historias de miedo que has publicado hasta la fecha. Y triste. Muy triste. Yo creo que son valientes, hay que tener mucho valor para decir adios a la vida y la muerte, debe ofrecerte mucho más que lo que dejas. Así que mira si debe ser poco lo que tienen antes de marcharse.

En mi vida me he topado con muchos muertos por accidente de tráfico pero suicidios pocos. Pero sinceramente creo que los entendería mejor porque es decisión propia del que se va. En cambio, los accidentes te arrancan de cuajo familiares y amigos que cinco minutos antes te han estado abrazando.

En cualquier caso, la muerte es dura, más para el que se queda que para el que se va.

Un abrazo para estos días santos.

Mayte dijo...

Hay cosas muy personales (soy anticuada para ciertas cosas) que no porque no se cuenten...no se hayan vivido por desgracia es más común en la vida de cada uno haber pasado por una perdida a causa del suicidio o haberlo llevado a cabo sin resultados, la sensación, seguramente muchos la padecen. Sin ir más lejos una amiga la semana pasada (con la sensación, no la intención, ni la consumación) ;)

De cualquier forma solo me paso a desearte lindo fin de semana.

Bikiño siempre.

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

Uff! Mr. no sé si interesante publicarla, pero desde luego muy intensa y profunda, no?
Me he quedado "tocada". Ya me pasó antes con tus textos. Te sigo. Me gusta cómo calas, no sé... seguiremos y a ver, no?

Siempre me han parecido igual de cobardes que de valientes los suicidas. Siempre he temido esa mirada tan "sin vida" como describes, siempre me ha aterrado no poder seguir...

Un beso.
LADY JONES

El tema de Rem inmejorable para leerte.

H. Chinaski dijo...

Food....

Incomoda para mi no es la palabra, pero tambien lo es
Realidad, si, y hay que convivir con ella

Saludos y gracias

H. Chinaski dijo...

Shinta

Yo también creo que son valientes, aunque en esos momentos, nadie es consciente de que lo es.
El atractivo que puede ofrecer la muerte es pensar que vas a dejar de vivir lo que estas sufriendo aquí. El resto es imaginación o creencia religiosa.

Otro abrazo para ti y feliz semana

H. Chinaski dijo...

Mayte

Gracias por tu deseo
Yo te deseo lo mismo para ti en la próxima semana

Besos

Alís dijo...

Carlos: Varios habéis hablado de si el suicida es valiente o no. Yo siempre he creído que el suicida es valiente ante la muerte y cobarde ante la vida.
Las cosas no son blanco o negro, siempre hay diferentes puntos de vista para entenderlas.
Besos

H. Chinaski dijo...

LADY

Lamento que te quedes "tocada" al leerme.
Te aseguro que no es lo que persigo
Solo intento reflejar realidades o pensamientos mas o menos alterados por mi imaginación
Gracias por tus palabras

Cuando se toma la decisión de abandonar este mundo voluntariamente, siempre hay poderosas razones para el que lo hace. Quizás somos demasiado débiles, demasiado sensibles y no somos capaces de digerir lo que provoca esa decisión

Otro beso para ti

H. Chinaski dijo...

Lulu

Si conoces esa mirada, sabrás que ya no se olvida

Gracias y saludos

PD: Disculpa el retraso, pero no se por que tu mensaje me llego muy tarde

H. Chinaski dijo...

MAR

No es bueno sentirse culpable de todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Sobre todo para salvaguardar nuestra propia salud mental
No es lo mismo si ocurre en tu entorno, entonces hay que hacer cualquier cosa para que el desastre no se produzca.

Besos y abrazos para ti tambien

PD: Como le dije a Lulu, te pido disculpas, por que tu mensaje también me llego muy tarde