domingo, 28 de marzo de 2010

EL PLATO FRIO ( I )





Ese viernes, había más gente que de costumbre. La sala se empezó a llenar antes de lo habitual.
Será una noche movidita, pensó Julia
Estaba reponiendo los refrescos en  las neveras de su barra y a lo lejos veía como, su hermana  Andrea, en otra barra, servia copas sin parar a los clientes de la discoteca.


Era su hermana, pero sentía un cariño especial por ella. Algo que iba mas allá de los lazos de sangre. Julia con sus 24 años era dos años mayor que Andrea.
Desde que eran pequeñas, cada una adopto un rol en su relación. Julia era la mayor y se comportaba como tal, siempre la protegía y le guiaba. La reprendía cuando era necesario y le daba todo su apoyo y cariño ante cualquier adversidad. Eso, quizás condiciono el desarrollo de su personalidad y  su carácter. Parecía tener mas años de los que tenia en realidad. También influyo el tener unos padres mayores.  Andrea era todo lo contrario a su hermana. Jovial, dicharachera y mas niña de lo que decía su fecha de nacimiento. A la vez era bastante ingenua y confiada, algo que a Julia le sacaba de quicio y por eso la reprendía con cariño constantemente.

-                           Algún día tendrás un problema serio por ser tan confiada – Le decía Julia a menudo

Dejaron el pueblo para ir a estudiar a la Universidad, en la ciudad. Se alojaron en un piso de estudiantes. A sus padres no les hizo mucha gracia, pero  las niñas iban a estar juntas, con otras chicas y sobre todo, las dos estaban de acuerdo y convencidas de que era lo mejor.
Una de las compañeras de piso, les propuso el trabajo en la nueva discoteca. Solo era para los fines de semana y no les  quitaría demasiado tiempo de estudio. Vieron la posibilidad de ayudar a sus padres en el esfuerzo económico que estaban realizando para que ellas estudiasen y aceptaron el trabajo.


Juan, era lo que se podría llamar  un  bragueta fácil. Abogado. Casado. Con un hijo de cuatro años.  Sin problemas económicos, pero con un problema de falta de madurez que asustaba a propios y extraños
Era el arquetipo del triunfador.
Iba habitualmente a tomar alguna copa a esa discoteca, mientras decía a su mujer que se quedaba en el  despacho trabajando hasta muy tarde.
Hacia ya  tiempo que tenia como objetivo follarse a Andrea. Ella se resistía a entrar en su juego, pero el sabia que era cuestión de insistir.  Siempre conseguía las mujeres a las que echaba el ojo. Si no era de una forma, de otra. Era guapo, tenia dinero, seductor, sabia decir lo conveniente en cada momento, y al final, las convencía.
Algo le decía que aquella iba a ser su noche. Había mandado a su familia a la casa de la playa y estaba solo.
Andrea estaba mas receptiva que de costumbre y le sonreía a menudo enviando mensajes escondidos
Se tomo bastantes copas, pero aguantaba bien el alcohol.
Cuando faltaba poco tiempo para cerrar, Juan decidió jugarse el todo por el todo y  le propuso a Andrea tomar u
La ultima copa en su casa
Andrea acepto


Julia observo durante toda la noche, que  a pesar de la multitud de gente que había entorno a la barra donde estaba Andrea, ella no paraba de hablar con ese tipo.
No le caía bien, sabia que era cliente habitual. Una vez intento tirarle los tejos y su respuesta fue tan fría que ya no volvió a hacerlo, pero conocía a ese tipo de personas. Eran despreciables. No las soportaba.
Había advertido a Andrea sobre la fauna que se encuentra en las discotecas. Y este era un animal de la peor especie.
Cuando Andrea se acerco para decirle que no volvería con ella a casa, intento convencerla de que no se fuese con ese tío. Pero era terca como una mula y no lo consiguió. Le gustaba, solo iba a ser una copa y además podía hacer lo que quisiese. Esos fueron sus argumentos.


Juan la recogió con su Mercedes en la puerta de la discoteca.
Estaba amaneciendo
Vivía en las afueras de la ciudad, en una urbanización de lujo. A esas horas no había riesgo de que nadie les viese.
Entro en el garaje y desde allí, accedieron a la vivienda. 
Juan iba bastante bebido a pesar de que lo disimulaba bien.
Entraron al salón de la casa. Puso música y le ofreció algo de beber.
Andrea llevaba una minifalda muy corta y una camiseta que marcaba todas sus curvas. Juan no dejaba de mirarla con deseo.
Después de diez minutos de charla intrascendente, se acerco e intento besarla con torpeza.
Andrea acepto el primer beso, pero noto algo que no le gusto.
Cuando  Juan volvió a repetirlo, Andrea se retiro.
El puso cara de estupefacción primero y de mala leche después

-                           ¿Qué pasa? – Pregunto
-                           Nada , solo que no me apetece
-                           ¿Cómo que no te apetece? ¿A que te crees que hemos venido?

La cogió de los brazos con fuerza y volvió a intentar besarla, pero ella se zafo y lo evitó.

Ahí llego la primera bofetada.

Se encontraban sentados en un sofá, y el venció su peso hacia ella, que empezó a resistirse y a suplicarle

-                           No, por favor, no lo hagas
-                           Eres una puta, como todas. ¿Te crees que puedes estar calentándome durante días y ahora dejarme así?

Andrea intentaba retirarse, pero las fuerzas eran totalmente desiguales

Le subió la camiseta hasta dejar a la vista el sujetador de fantasía que ocultaba sus pechos y mientras con una mano le agarraba los dos brazos, con la otra se lo arrancó. A continuación su mano bajo hasta arrancar de un tiron el pequeño tanga que cubría la intimidad de Andrea
Mientras, ella se resistía cada vez con menos fuerzas y  sollozaba sin parar

-                           No …, no …, no …
-                           ¡Calla puta! 

Fue la respuesta del valiente abogado, seguida, esta vez de un puñetazo, que dejó a Andrea en un estado de semiinconsciencia.
Ya podía actuar con libertad. Soltó sus brazos y  empezó a desnudarse.
Se tumbó encima de ella y le separó las piernas para facilitar la violación

Ella emitía pequeños gemidos de suplica que apenas se oían.
Se había dado por vencida y solo esperaba que terminase pronto
Noto un fuerte dolor cuando era forzada.
Unas lagrimas empezaron a deslizarse por su cara
Noto las embestidas que la desgarraban por dentro y con los ojos entre abiertos, lo miraba
Estaba aturdida, pero quería recordar cada rasgo de la cara de su violador.
El se dio cuenta

-                           ¡No me mires¡  - le grito

El alcohol no le dejaba terminar pronto y se estaba poniendo más nervioso

-                           ¡Te he dicho que no me mires!

Tomó un cojín del sofá, se lo puso en la cara para evitar verla y se echo encima de ella
No calculó bien la fuerza con que empujaba el cojín.
Su orgasmo estaba próximo.
Andrea reaccionó al ver que no podía respirar y comenzó a golpearle con los puños  pero el, no se inmuto

Cuando acabó,  un brazo de Andrea colgaba inerte.

Continuara……..




18 comentarios:

H. Chinaski dijo...

Soy consciente de que estoy tocando un tema escabroso y que puede herir la sensibilidad de alguien
Pido disculpas por ello

H. Chinaski

Mar dijo...

Ufffffff, desgarrador!!!

Espero la siguiente parte aunque con el titulo puedo deducir que la hermana tomara parte importante del juego...

Feliz semana!!!

Besitosssssssss

Escribir es seducir dijo...

POR DIOS AMIGO CHINASKI ESTUVE TENSA TODO EL RELATO!!!!!!!! ES UNA NARRACIÓN BIEN LOGRADA CADA TIEMPO CADA SITUACION.
A VECES NO HAY QUE CONFIAR TANTO UNO NO SABE CON QUIEN SE ENCUENTRA EN ESTA VIDA.
AGUARDO CON ANSIAS LA SEGUNDA PARTE

SALUDOS

Mayte dijo...

Una historia que lleva un preámbulo hacía algo más fuerte aún que la misma violencia que relatas en el momento justo dentro de tu relato, estoy segura que dara un vuelco en el suspenso que siempre manejas en las historias tan bien.

Bikiño y bonita semana pa ti ;=)

Alís dijo...

Hijo de puta
Tú no, me refiero a Juan.
No comento más

H. Chinaski dijo...

Mar

tendremos que esperar para saberlo, pero no vas desencaminada

Besos y gracias

H. Chinaski dijo...

LuluZiña

Por desgracia no es bueno confiar demasiado. Te llevas muchas sorpresas y casi siempre desagradables

Un beso y gracias

H. Chinaski dijo...

Mayte

Esta parte es un poco el prologo necesario para entender lo que viene a continuacion

Besos y gracias

H. Chinaski dijo...

Alis

Coincido con la calificación del individuo

Besos y gracias

Food and Drugs dijo...

Es lo malo que tienen los triunfadores, que no saben aceptar un no por respuesta.
Buen relato, aunque un poco morbosillo, eso sí. Espero el desenlace con fuición.
:-)

H. Chinaski dijo...

Food .....

A veces se puede morir de exito.
Y en este caso, no lo digo por Andrea

Un saludo y gracias

© Capri dijo...

Escabroso como tu mismo dices pero también demasiado frecuente en esta sociedad que a estas alturas todavia tapa situaciones similares.

Supongo que este es el entrante del siguiente plato frio que se me antoja muy interesante.

Carlos a cada Cerdo le llega su San Mariño asi se dice x mi tierra.

Un besito.

Mar dijo...

Pasaba por aquí y digo a ver si esta la segunda parte, pero nada, joooo.

Insistire jajajaja

Besitosssss

Justine dijo...

H. Chinaski, considero que ningún escritor debe disculparse por un relato.

Imaginate el prólogo de escritores famosos que tocan temas escabrosos.

Tu plato frío me da una idea para escribir uno , te aseguro que no va a ser tan bueno como el tuyo.

Llevo tiempo leyendo en silencio tu blog y esta vez me autoreto a escribir mi propia continuacion.

Te aviso si veo que es aceptable para publicar.

Un saludo

Justine.

H. Chinaski dijo...

Capri

Es cierto que a esta sociedad, todavia le cuesta digerir algunas cosas.
De puertas para adentro hay una situacion y de puertas para afuera hay otra diferente
En la mia se dice San Martin, que supongo que significa lo mismo.
Mas que nada por que es el dia en que tradicionalmente se matan a los cerditos en los pueblos.

Besos y gracias Maria

H. Chinaski dijo...

Mar

Pasaste un poco pronto, o tarde, segun se mire.

Pero ya la tienes

Besos y gracias

H. Chinaski dijo...

Justine

La disculpa viene por que puede haber alguna persona que el tema le resulte incomodo.
Un escritor famoso, querida amiga, puede escribir de lo que desee, incluso resultar ofensivo con lo que escriba, pero considero que no estaria de mas una advertencia antes de leer el libro. De alguna forma, las sinopsis ya lo hacen
y en el blog no se hacen sinopsis.

Agradezco tu opinion y espero con ansia esa continuacion para poderla leer.

Espero que ya no guardes silencio cuando pases por aqui. Siempre seras bien recibida

Besos y gracias

Stanley Kowalski dijo...

BUENÍSIMO!! Que clima!! Cuando comencé a leer creí que ibas hacia otro lado (el incesto), pero me atrapaste al monitor, no podía ni pestañear!!

Tiene sus ventajas irse de vacaciones, porque ahora termino de comentar esta parte y voy directamente a leer la segunda parte sin tener que esperar, jajajajaja!!!

ABRAZOS AMIGO!!!!