sábado, 2 de enero de 2010

EL DESVAN

Objeto que caminas por otro, buscando un destino que te es negado. Oscuridad que buscas quien te ilumine. Alma errante que arrastras tu lamento. Fuiste y ya no eres.




- ¿Por qué yo? - Te preguntas.
- Tú has sido un error. No deberías pensar
- Pero soy capaz de hacerlo, de sentir, de conocer la diferencia entre el bien y el mal, de amar.
- Eso es incorrecto.
- Pero entonces ¿Qué sentido tiene?
- Para ti ninguno. Debes comportarte como lo que eres y para lo que has sido creado. Sigue tu instinto.
- ¿Y que soy?
- Dímelo tu

A mi alrededor, sigue habiendo oscuridad. A veces, creo que yo mismo me contesto a mis preguntas. No se oye nada. La oscuridad acompañada del silencio es aterradora. Pero yo no puedo saber lo que es el miedo, y sin embargo lo siento. Cada vez que he descubierto una nueva sensación es por que la he podido comparar con su contraria.

He escuchado palabras sin entender. He sentido emociones que no se de donde venían. Algunas han hecho que estuviese bien, otras me han producido desazón.

He sentido dolor y bienestar, alegría y tristeza. He intentado llegar a conocer y comprender el funcionamiento de mi mundo, sin conseguirlo. En ocasiones, cuando he creído que hacia lo que tenia que hacer, he sido castigado. Otras, sin saber por que, he sido premiado. He intentado establecer una pauta para evitar los castigos, pero ha sido inútil, yo no muevo los hilos de mi existencia.

Llevo ya demasiado tiempo aquí, pero debería darme igual. El tiempo es un concepto que para mi no existe. Tengo que volver a pensar que hice mal la última vez. Noto que me falta algo y que a la vez esta cerca de mi. Se que no fue culpa mía. No puedo ni hacer ni deshacer nada puesto que dependo siempre de la voluntad de otro.

Si al menos pudiese moverme.

Hay mucha humedad. No me sienta bien, mis articulaciones sufren. Noto también un olor fuerte, agrio, ignoro lo que es.

Oigo un ruido cercano a mi.
Son pasos, pero muy ligeros.
Avanzan, se detienen, avanzan.
Se oye un ligero chasquido y a continuación un golpe seco, - Chask - seguido de los mas horripilantes chillidos que había escuchado nunca. Después, otra vez el silencio.
Ha vuelto a ocurrir.
Nunca me acostumbro.

Ahora el estruendo es mucho mayor.
Se oyen pasos de varias personas.
Son ellos.
Intento moverme pero es inútil.
Quizás esta vez me vean y me rescaten de este suplicio.

La puerta se abre de golpe y un torrente de luz inunda la estancia.
Los niños pasan corriendo buscando algo, su padre los sujeta, y yo desde mi posición puedo ver el dantesco espectáculo.

Lo ven enseguida

- ¡Mira, papa, mira, está ahí!

El pobre ratón yace despanzurrado presa del cepo donde ha sido cazado.
Una mano enguantada lo recoge, lo mete en una bolsa y se disponen a salir.
Yo intento llamar su atención, pero es inútil.

Fotografia de Victor Robles

Entonces recuerdo.
Me miro y veo a mi lado una pierna de madera, rota.
Una lágrima imposible surca mi rostro sin vida
Ya se que soy
Solo soy un muñeco.
Un juguete roto tirado en un desván


H. Chinaski

25 comentarios:

Silencios dijo...

H. Tienes un don que pocos tienen, y es regalarme miles de imágenes mientras te leo.
El desván de la memoria, de los miedos, y los olvidos.
Así es mí Desván un duelo.

Gracias amigo. Excelente como todo lo que he leído de ti.

Mis besos siempre agradecidos.

Calvarian dijo...

Cuantos juguetes deben de "sentirse" así en los desvanes. En la sociedad en que vivimos...cada vez más.
Buen relato

Saludos

H. Chinaski dijo...

Silencios

Gracias
Tu don es el de conseguir hacer poesías bellisimas.
Todos tenemos nuestro propio desván donde vamos almacenando lo bueno y malo que nos ha ocurrido.

Otros mil besos para ti

H. Chinaski dijo...

Calvarian

Tienes razon, la sociedad en que vivimos nos hace almacenar cada vez mas "juguetes rotos"
Gracias por tu visita

jordim dijo...

mm especialmente lírico esta vez, pero a un buen nivel como siempre.

Gara dijo...

Sabes?, leyendote me senti como ese juguete, apartado y olvidado...

Muy buen relato.

Besos.

H. Chinaski dijo...

Jordim

Pues la verdad no me lo había planteado, lo de lírico quiero decir.

Gracias por tu visita
Un saludo

H. Chinaski dijo...

Gara

Ya sabes que la imaginación, a veces nos hace sentirnos diferentes.
Supongo que todos hemos sido alguna vez un juguete roto

Besos y gracias

Constance dijo...

El desván de los recuerdos, de los besos y las esperanzas.
Y me miro en tus letras y quizás me encuentre en algún rincón del desván.
En mi desván de la niñez.

Besos de susurros.

Alís dijo...

Siempre he sentido fascinación por los desvanes que acumulan recuerdos (rotos o no). A falta de uno, mi memoria desempeña esa función. Y sí, alguna vez me sentí ese muñeco roto y olvidado.
También me fascina tu relato, por el que destilas ternura.
Besos

Rochitas dijo...

Y si, la oscuridad acompañada del silencio es aterradora, sobretodo en soledad.
Aterrador es también depender de la voluntad de otros.
Como tambien sentir el miedo a pesar de no saber que es ...
Muy literario lo suyo ;)

Shinta dijo...

Eliges un ambiente misterioso para abrir el año.

Siempre me han encantado esas historias donde crujen hasta los pensamientos.

H. Chinaski dijo...

Constance
Los desvanes, a pesar de lo peyorativo de su concepto, son como el diario no escrito de muchos de nosotros.
Siempre contienen paginas de nuestras vidas

Besos

H. Chinaski dijo...

Alis

Comparto tu fascinación por esos almacenes de recuerdos. Cada uno tiene vida propia, la de los que lo han creado, sean físicos o virtuales

Besos

H. Chinaski dijo...

Rochitas

Pues no se que decirle sobre si es literario o no.
Fue la elucubración de una mente proclive a la nostalgia, que es la mía

Besos

H. Chinaski dijo...

Shinta

El misterio es algo que me ha encantado toda mi vida. En cualquiera de sus facetas.

Besos

© Capri dijo...


Un desván para mi siempre ha sido un sito mágico, donde perderse entre los recuerdos que se guardan en él.
Recuerdo que de niña, muchas veces subía la desván - al fallado- y pasaba horas ensimismada, abriendo cajas donde descubria la vida de mi querido abuelo, carpetas llenas de recortes, de fotografías, revistas en color sepia, las cartillas de racionamiento de la guerra.
Algún que otro jueguete de mis tios, tanta magia que al tocarlas parecia que me transladaba a esos años que yo no viví.
Ese desvan en cierta manera me enseñó a volar por otros mundos.
Reconozco que a escondidas bajaba con algo bajo mi ropa, y no me arrepiento de ello, hoy estan esos recuerdos en mi casa.
Es la memoria de mis raices, que nunca nadie debe de negar
Hoy he vuelto a mi desván, al desván de mi memoria y me has hecho recordar esa infancia que fue gracias a mis padres maravillosa.

Y quiero decirte mi apreciado amigo, que en esos desvanes siempre hay muñecos rotos. Sólo hay que esperar la ocasión de que un restaurador vea la belleza que encierra, le lo lleve, y lo cuide con el mimo que se merece.

Ese muñeco roto será a partir de ese momento, uno de los bienes mas preciados y cuidados por aquel que un dia lo rescató del baúl de los recuerdos.

Gracias por recordame mi infancia, gracias por hacerme ver que por mucho que uno se sienta como un muñeco roto siempre hay quien sabe que todo tiene arreglo.

Te dejo un beso, mientras desempolvo mi memoria.

H. Chinaski dijo...

Capri
Yo no tuve un desván al uso en mi infancia, en el que perderme de vez en cuando como tu. Pero tenia, como en todas las casas, determinadas zonas donde se guardaban las cosas que iban quedando para el recuerdo, aunque entonces no se sabia.
No dejan de ser almacenes de vivencias, que con los años gusta recordar o descubrir.
Algo que, probablemente, muchos de nuestros hijos no podrán experimentar, si no es con su memoria.

Un beso y bienvenida de nuevo a esta casa

H. Chinaski

LuluZiña dijo...

QUE MARAVILLOSO ME HAS HECHO PENSAR EN MIS MUÑECAS, EN MIS QUERIDOS TESOROS QUE SE ENCUENTRAN GUARDADOS PORQUE LA EPOCA DE JUGAR CON ELLAS AH PASADO. GRACIAS POR ESTE MOMENTO, POR HACERME REVIVIR Y RECORDAR QUIZAS UNO DE ESTOS FINES DE SEMANA VISITE LA CASA DE MIS PADRES Y ME LAS TRAIGA CONMIGO PARA QUE VUELVAN A SALIR A LA LUZ

SALUDOS

Rochitas dijo...

Su post es impecable, amigo.
Ayer lo repensé varias veces.
¿Es acaso esa lágrima imposible? o es que tal vez no tengamos el don de verlas.
El alma de los objetos me intriga tanto (no se si intriga sería la palabra), delira (?) como el de lo lugares y ladrillos ...
La memoria o no que estos tengan.

Constance dijo...

Toc, toc, toc ...

¿Qué tal los Reyes?
Tengo clarísimo que se han portado genial en tu casa ... ¿ verdad?

Besos de susurros

BLANCA LIBIA HERRERA CHAVES dijo...

GENIAL ENCONTRARSE CON PALABRAS TAN HERMOSAMENTE HILADAS... GRACIAS POR COMPARTIRLAS... UN ABRAZO

Rochitas dijo...

amigo perdón por utilizar su blog para aclarar algo con respecto al mío.
El punto que no quedó tal vez claro fue que yer y después de seis años, nos volvíamos a encontrar, y por eso estaba tan VICEVERSA...
Se trato de escribir una nueva página le aseguro, pero imposible no rememorar tanto compartido.
Todos los links han sido post dedicados a mi mejor amigo en estos largos años y ayer la sola idea de MATERIALIZARLO nuevamente para otra inminente despedida produjo toda la revolución.
"Soy así quiero ser igual a los demás" canta uno por aquí que ud seguramente no conoce ;)

Mar dijo...

Me encanta haber encontrado este blog, tenemos en comun lo de crear relatos, aunque en este momento lo tengo aparcado.

En mi blog hay un apartado de Relatos/Canalizaciones, por si quieres echarle un vistazo ;)

Este me ha encantado, ahora me voy a por posesion, pero al nº 1.

Besitosssssssssssss

H. Chinaski dijo...

Gracias por tus palabras Mar

No te quepa la menor duda de que ire a visitar tu apartado

Besos