martes, 17 de agosto de 2010

MARIPOSAS NEGRAS



Después de haber manchado el buen nombre de la poesía con vanos intentos de construir versos.
Después de unos días de vacaciones junto a mi deseado mar.
Después de haber dedicado un poco de tiempo a mi otro blog Réquiem por un Postre.
Después de un periodo sin publicar……
He decidido recuperar las sensaciones que me despiertan construir un relato.
Pero esta vez va a ser de una forma diferente.
En sucesivas entregas, podréis ir desgranando la trama de una historia que pretende ser la adaptación a los tiempos actuales de algo escrito hace más de un siglo
En la última entrega colgaré un resumen de la historia en la que me he basado y los nombres reales que el autor utilizó para sus personajes
Al tener cierta extensión, he preferido poner, antes de la primera parte, una breve descripción de mis personajes para facilitar la lectura.

Sin ninguna pretensión ni presunción por mi parte, sería un buen ejercicio, para quien le apetezca, intentar descubrir cual es la historia en la que me he basado.
Para estimular el interés, l@s que acierten tendrán un premio



PERSONAJES

Javier Ángel, Concejal. Descubre un caso de corrupción que afecta al alcalde de su corporación
Eugenia Ángel, hermana de Javier Ángel, casada con un acaudalado marqués. Ayuda a su hermano cuando este decide huir.
Carlos Carvajal, pintor de renombre. Ha pintado retratos para el Marqués y su familia, incluida su mujer, con la que mantiene una buena amistad. Actualmente pinta una cúpula de la Iglesia, del pueblo donde la Marquesa tiene su residencia
Flor Trujillo, cantante de ópera enamorada de Carlos Carvajal. Mujer de belleza salvaje, deseada por muchos hombres.
Galindo, jefe de la policía urbana. Funcionario corrupto y vinculado a clanes mafiosos. Dispuesto a todo por dinero. Desea conquistar a Flor Trujillo
Marconi. Subjefe de policía.
Lucas Tello. Abogado de la corporación municipal





Primera parte


El tráfico estaba intratable a esas horas y probablemente llegaría tarde a la reunión. La pericia del conductor del coche oficial no era suficiente para sortear los semáforos y al resto de vehículos. Cogí el IPhone y llamé a mi secretaria para anunciarle mi retraso.
Me quedaba al menos media hora para llegar a mi destino, así que decidí aprovechar el tiempo. Encendí el portátil e inserté el cd que habían depositado en el buzón de mi casa. Lo había revisado por encima y lo que vi me asustó. Contenía grupos de documentos escaneados, anotaciones de ingresos bancarios, algún video grabado en condiciones defectuosas y una breve carta de presentación del contenido.
Era una bomba. Había material suficiente para provocar una debacle política y, probablemente, para llevar a prisión a varios altos cargos de la corporación municipal, incluido su máximo representante.
La carta de presentación era escueta. Un importante promotor inmobiliario la había redactado, presentándome todas las pruebas que implicaban a los altos cargos y a él mismo, en un claro caso de prevaricación. Él había huido al extranjero cuando empezó a recibir mensajes anónimos amenazando su vida y la de su familia. Su desconfianza inicial le llevó a recopilar las pruebas que le guardasen las espaldas, pero no había sido suficiente.
El IPhone me anunció la entrada de una llamada con número privado y por unos instantes dudé en responder, pero por fin contesté.

- Dígame
- Escuche atentamente lo que voy a decir por que no lo repetiré. Si no abandona su idea de llevar a la policía la información que tiene, secuestraremos a su hijo y le iremos enviando uno a uno los dedos de sus manos y de sus pies. Considere que el futuro de su hijo está en sus manos. Le vigilamos, conocemos sus movimientos y no amenazamos en vano.

La comunicación se interrumpió cuando mi interlocutor, con voz distorsionada, colgó con brusquedad.
Me costó unos segundos asimilar el contenido de la llamada. Permanecí con el teléfono pegado a la oreja sin reaccionar.
Cuando me di cuenta de la gravedad de la amenaza, llamé inmediatamente a mi exmujer y le pregunté por mi hijo

- ¿Cómo que donde esta Javi?, ¿Dónde va a estar a estas horas?, en el colegio, ¿Dónde sino? ¿Qué ocurre Javier?
- No te lo puedo explicar por teléfono. Llama al colegio y di que ha surgido un problema familiar grave y vas a ir a recogerlo. Diles también que estará fuera unos días.
- No voy a hacer nada de eso hasta que no me expliques lo que ocurre
- Te lo explicaré en cuanto hayas recogido al niño. Ve con él a casa de tus padres y espérame allí. No estoy jugando. El asunto es grave.

Su ex mujer colgó el teléfono con la promesa de que cumpliría sus indicaciones inmediatamente.
Dio instrucciones a su chofer para que se dirigiese a su domicilio y llamó de nuevo a su secretaria para que le anulase todas las citas previstas para ese día.



Llegué a casa y me senté en mi sillón preferido.
Vivía solo desde mi separación y la casa desprendía un toque personal. Había querido plasmar en la decoración de la misma, lo que más me gustaba. Hice de los 60 m2 un lugar íntimo, agradable para vivir. Sin estridencias, pero cómodo. Era un ático con chimenea y una inmensa terraza que había convertido en un vergel.
Pensé en la amenaza recibida y decidí cuales serían mis siguientes pasos. Era rápido tomando las decisiones correctas en situaciones difíciles. Ese era uno de mis principales valores y me sirvió para ascender en mi carrera política a una velocidad poco habitual en el entramado del partido.
Hice una copia del DVD y preparé una maleta con lo imprescindible para pasar unos días fuera de casa.


Cada vez que ponía el coche en marcha me producía la misma sensación de poder. El ronroneo del poderoso motor, me gustaba, me infundía seguridad.
El Aston Martin fue un capricho caro, pero era el único vicio que me permití en años.
Salí del garaje y me dirigí a casa de mis ex suegros. Confiaba en que mi ex mujer ya habría llegado con nuestro hijo.
Las explicaciones fueron cortas pero contundentes. Les dije que había recibido la amenaza de un grupo terrorista y no quería que corriesen ningún riesgo. Hasta que se tranquilizase la situación era conveniente que abandonasen la ciudad
Mi ex suegro asumió la gravedad de la noticia y decidió ir por un tiempo a la casa que tenían en el Pirineo. Casi nadie conocía su existencia y, en principio, era un lugar seguro.
Me pareció bien y mientras preparaban lo necesario para el viaje, me despedí prometiéndoles mantenerme en contacto.

Pasé por el banco y deposité en la caja de seguridad el original del DVD
La copia la envié desde Correos a mi abogado con instrucciones de que la entregase a la policía judicial si me ocurría algo
El coche, respondiendo a mi nerviosismo, salió disparado en dirección al pueblo donde vivía mi hermana Eugenia.
Tenía un largo trecho por recorrer.



Mientras devoraba kilómetros por la autopista llamé a Eugenia para anunciarle mi visita. Le conté brevemente que tenía un problema grave, que confiase en mi y que necesitaba su ayuda.
Eugenia estaba casada con un noble adinerado y estaba pasando una temporada en la casa señorial del pueblo de su marido.
Quedamos en vernos en la Iglesia.
Eugenia me explicó que estaba financiando la pintura de una cúpula de la Iglesia. La ejecución de la obra la llevaba a cabo Carlos Carvajal. Pintor de renombre, que ya había pintado algunos retratos para la familia de mi hermana.
Yo había coincidido con él en algún acto público y desde que me lo presentó mi hermana, me cayó bien. No tenía las rarezas propias de los artistas, ni la petulancia de los que han conseguido el éxito en su profesión.

Una hora mas tarde entré en el pueblo y localicé la Iglesia. Aparqué el coche en los alrededores de la plaza de la Iglesia, en una zona discreta. Caía un sol de justicia y cuando crucé la puerta principal, sudaba.
Una agradable temperatura me recibió al entrar en el templo. También experimenté una sensación de tranquilidad, de bienestar, que me tranquilizó.
A esas horas, el templo estaba vacío. Busqué a Eugenia, pero allí no había nadie. Vi el andamio que se había montado para poder pintar la cúpula y los útiles de trabajo del artista. La obra representaba una escena bíblica en la que Jesús de Nazaret se aparece a María Magdalena después de resucitar Estaba basada en el cuadro que Tiziano pinto en 1512 representando esa escena.
Mientras admiraba la parte de la obra que estaba hecha, oí ruidos junto a la puerta de la sacristía y al abrirse esta apareció Carlos Carvajal, embutido en un mono de trabajo completamente manchado que le daba aspecto de pintor de brocha gorda, más que del artista que era.

Continuará




15 comentarios:

H. Chinaski dijo...

Hola a tod@s

Os iré devolviendo las visitas atrasadas poco a poco.

Gracias por vuestra paciencia y feliz verano o invierno, según donde esteis

Besos y abrazos
H. Chinaski

Food and Drugs dijo...

Saludos.
Buena idea retomar la sana costumbre de escribir.
Estaremos pendientes de cómo se las arregla este héroe anónimo en su lucha contra los corruptos.
:-)

alma dijo...

me encanta la primera imagen, y también las ganas de seguir creando

MORGANA dijo...

Me alegra tu regreso aunque sigo ausente por una temporadita.
Espero ponerme al día a mi regreso.
Besos y bienvenido.

Mayte dijo...

Carlos como me da que ya sé cuál es...me doy por premiada y me quedo a disfrutar de la historia, que estoy segura que con tu ingenio y buen escribir para los relatos...será intrigante y llena de matices...

Espero la próxima entrega y te dejo bikiño muchos, espero que hayas disfrutado mucho de todo...y respirado a gusto;)

Marlene dijo...

Lo imprimí hace días, para investigar en la Internet pistas, a ver si me gano el premio, pero de pronto ya no pude entrar a tu Blog.. AAhhhgg!!!! andabas de vacaciones. Vaya!! menos mal.

Porque esta historia pinta muy bien. Me esta gustando y sé que me tendrás enganchada :)

Luego te mando mi teoría :P
Un placer leerte, como siempre.
Marlene

© Capri dijo...

Bueno, bueno bueno, se me ocurren muchas maldades, ya sabes que de todo se aprende y de ti aprendí algunas :P


No sé si regañarte por tenernos tanto tiempo esperando por un nuevo relato, siempre geniales e intrigantes, no sé si regañarte por cerrarme en los morros la puerta de tu blog, no sé si decir cual es la obra en la que basas para tu relato ....


Pero, como tuve el privilegio de disfrutate en tus postres, como tuve el honor de que me dicaras un postre muyyyyyyyyyyyyy rico, pues te diré lo que siempre te digo, sin pretender ser pesada ni hacerte la pelota.

El premio es leerte Carlos, por lo cual espero el siguiente premio que es la próxima entrega.

Como soy Santa Clara te diré que estoy segura que muchas personas te diran que te extrañaron, espero que lo digan de corazón y no cara a la galeria ( la mia segun algun@s) solo es para personajes VIP, claro que cada uno es libre de pensar lo que le de la gana.

Por cierto con el tiempo que me he pasado leyendote te felicito por los excelentes canciones que oigo de fondo, una de mi querida paisana Luz, Navajita plaea... me encanta y como no el maestro Charles Aznavour.

Un besazo desde mi escondite :P

Capri

© Capri dijo...

Se me olvidaba una cosita

¡Tirarte de las orejas!

¡Creo que este blog ya estuvo de cumple !

¿ no?

¡Ah!

Y no te menosprecies tus poemas son preciosos , ¿vale?



Otro besito

Rossina Salcedo dijo...

QUE BUENA NOTICIA.
DESPUES LE DEJO MI COMENTARIO.
COMPLIMENTI PER LA MUSICA.

H. Chinaski dijo...

Hola a tod@s

Os ruego que quien desee participar y tenga la respuesta, espere hasta la última parte antes de revelarla para evitar dar pistas.
Os comunicaré con antelacion como lo haremos

Besos y abrazos

Pd: Capri, tienes razón respecto al aniversario.
Despues de este relato habrá celebración

© PaSioN dijo...

Que bueno volver a leerte Chinaski. No tengo muchas pistas que me puedan llevar a ser la ganadora del premio

¿se puede pedir el comodin de la llamada?

Conozco una amiga que estoy segura que me dice la solución




Besos de PaSioN

MAR dijo...

Bienvenido de la forma que tú quieras.
Besos para ti.
mar

Mar dijo...

jooo voy a necesitar un mes para ponerme al dia, jajaja.

Hoy solo pase a dejarte un beso y desearte feliz semana.

Besitossss

Alís dijo...

Por fin puedo leerte.
No tengo ni idea de la obra en la que basas tu relato, no sé si más adelante lo adivinaré, pero no me importa mucho, porque me gusta lo que leo.
De nuevo nos enganchas con tus historias y nos obligas a esperar ansiosos la continuación.
La ventaja de llegar tarde es que me puedo pasar inmediatamente al siguiente capítulo.
Me alegro de leerte. No te diré que es de corazón porque lo sabes.
Besos

Justine dijo...

Llego a tu blog en la tercera parte. Intuyo de la base de tu trama. Contiene pinceladas de una obra maestra.

Te felicito, por tu buen hacer


Saludos de una voyeur.